LA VIRGEN DEL CARMEN POR RAFAEL TABOADA VÁZQUEZ

La madre de Dios, la Virgen María tiene muchas advocaciones conseguidas por la popular devoción que demuestran el amor a la madre de Dios y madre nuestra, y esa devoción universal enciende el corazón de todos los hijos que son devotos de la Virgen del Carmen, especialmente por los pueblos del mar que la honran y quieren de verdad.
La Santísima Virgen María es conocida, honrada, querida, respetada, venerada por cuantos la conocen en el mundo, y de modo muy especial por cuantos la invocan con amor filial conocida y buscada con ilusión y cariño como madre de Jesucristo Hijo de Dios y Madre de la Humanidad entera sin excepción porque Ella no excluye a nadie.
La Iglesia considera con ilusión y esperanza a la Virgen Madre de Dios y madre de toda la humanidad, los afligidos, tristes, enfermos, desesperanzados, abogada para ofrecernos amparo, comprensión y amor.
La Iglesia universal considera con amor a la Virgen María, y toda la humanidad la venera como madre dolorosa de los desamparados, enfermos de cuerpo y alma, afligidos, miserables, perdidos en el mundo y la vida, vacíos de ilusión y esperanza, como se puede encontrar la abogada nuestra, reina y madre, universalmente protectora de los más necesitados de ayuda, sufridos en la lejanía de la familia y la sociedad sabiendo que no hay huérfanos en el mundo desde que la Virgen María es la madre de los desamparados y esperanza nuestra.
A la Virgen del Carmen quiero y adoro porque saca las almas del purgatorio; saca la mía que temblando la tengo de noche y de día, porque Ella nos ofrece la seguridad de alma y cuerpo, especialmente de los enfermos, perseguidos y abandonados de la sociedad y de la familia.
La Virgen del Carmen es la patrona de los marinos y marineros, de los pescadores y navegantes, de los huérfanos de familias y alejados de sus hogares, especialmente de tantos alejados de su patria, sin hogar, ilusión, y encontrar a su familia abandonados y perdidos como apátridas.
La Virgen del Carmen ofrece esperanza, ilusión, protección, cariño, luz, regreso al hogar, y por eso la festividad de la Santisima Virgen María del Carmen da cariño maternal y calor de Madre no sólo a los marinos y marineros, sino a todas las familias que la buscan con esperanza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s