I PREGÓN MARINERO DE NTRA.SRA.DEL CARMEN 2007

Don: José Luis fernandez

INTRODUCION

Novia del poniente sureño, de pupilas blancas sombreadas

que emergen del color de los misterios, como un broche de oro y esmeraldas.

novia colmada de caricias y besos, vestida para las luces del alba,

esperando que la conquisten los sueños de un poeta de alborada.

Aquí aprendí lo que es un libro abierto, y que la luna tiene otra mirada.

que en la vida no cabe el secreto si con la mente el cielo se alcanza,

aprendí que aunque seas un hijo de lo incierto, la amistad no te da la espalda,

que no importa que en el tren de la vida, seas un simple viajero de pasada,

o con la fantasía volando en soledad, un invento de la nada.

Luis Fernando, Chema y Rogelio, ¡Ay Rogelio!, ¡Amigo!,

que vacío me has dejado al marchar,

aun recuerdo las idas y venidas por la calle Castelar.

y tu José Ignacio, Lari, Maria Luisa y el entrañable Pepe Cebrián,

Mari Carmen Caro, Tobi, Eduardo y mi guitarra, Silvia y Manolo Bernal,

éramos los boy scout del tiempo, eternos soñadores de un viejo morral.

los amigos del alma se perdieron, como se pierde la buena sustancia en el paladar.

Rota, se fue rota mi juventud, rota por el desplante de la distancia,

rota, porque en la bisoñés de mi inquietud, otra adolescencia me llamaba.

¡Rota!, fuiste en mis recuerdos un puente azul, hoy te veo de verde bonanza,

en los paramos de tu luz,  alimentando de pureza el blanqueo de tus casas.

¿Quién supo de ti antes de mi tiempo?, ¿cuándo la espiga acariciaba las almadrabas,

y los aromas confundían el entrecejo de los corrales durmientes de tus playas?,

¿quién forjo en ti tanto requiebro que mis labios esta noche desgrana,

como una fuente que vierte su derecho donde beben poesía mis palabras?.

Rota, he venido a ti alternando lunas y amaneceres con otras lunas encontradas,

recordando mi adolescente inocencia retozada, en el cálido lecho de tus arenas doradas,

¡aquí me tienes!, sin heridas, sin dolor, en lo que es tu hora anunciada.

He acudido como un empedernido enamorado al arco iris de tu llamada,

vistiendo de música y de humildad el cofre de mis entrañas

porque quiero llenar mi orgullo de azahares en tus calles y tus plazas,

porque quiero llevar  un trozo de tu gloria y ponerla en el dintel de mi ventana,

porque quiero refugiarme en este “Paraninfo de la Fe Cristiana”,

esposado a este hermoso atril que ansioso me reclama, ser soporte, ser posada,

y ser testigo del amor y la pasión que  hoy por ti me abrasa.

Por eso ¡Rota!, ¡repito!, ¡aquí me tienes! Desnudando mi palabra

para darle este Pregón, a la que guarda celosamente tus aguas,

a La Madre  mas Marinera, a tu Virgen del Carmen, La más Santa,

a la que mi corazón quiere  decirle pero mirándote a ti a la cara,

que no puedo sentir, ni pensar, ni caminar, hacia tu fiel alborada,

si no te llevo aunque sea ¡Rota!, en la mochila de mi alma.

SALUDOS

Sra. Primer Teniente Alcalde……………………………………………………………………………………………..

Sres. Delegados de las distintas Concejalías de la Corporación Municipal………………………..

Sr. Presidente y Permanente del Consejo de Hermandades y Cofradías……………………………

Sres. Hermanos Mayores de las distintas Hermandades locales………………………………………..

Dr. Espiritual de la Hrmdad y Párroco de esta Parroquia de Nuestra Señora de la “O”…….

Hermano Mayor y Junta de Gobierno de la Venerable Hermandad de Nuestra Señora la Virgen del Carmen………………………………………………………………………………………………………………

Hermanas y Hermanos Cofrades de la Hermandad……………………………………………………………

Amigas, amigos y familiares todos…………………………………………………………………………………….

¡Buenas y como dijo aquel,  Santas Noches!

AGRADECIMIENTOS

Estar aquí, en este Maravilloso Templo, abrumado por el calor emocional que noto de todos vosotros, a pie de Altar, donde solo pueden estar los elegidos para impartir los designios de Dios  y de su Iglesia, rodeado de fragancia de la historia que no cesa, aquí, en el Hogar de Maria, ante vuestra magnánima presencia, quiero establecer el vinculo de mi gratitud con todas esas personas que me han hecho feliz, que han creído en mi humilde persona para abrir la puerta de la historia de la Hermandad de La Virgen del Carmen en Rota.

¡Gracias! a Manuel Montes, mi presentador, porque es una de las pocas personas con conocimiento y causa, capaz de hablar sobre mi, sus palabras no son si no el reflejo de un sentimiento de profundo afecto y amistad que desde el día que le conocí, me ha demostrado; y que yo recíprocamente  he venido agradeciéndole a el y a Dios, por ese beneplácito concedido.

Si esta noche soy vuestro pregonero es gracias a el, a su fidelidad y a la fuerza moral que demuestra en todo cuanto se propone, envidio a los hijos que tienen la suerte de tener un padre así; ¡Gracias Manuel Montes! ¡Siempre a tu entera disposición!.

A su esposa y compañera Antonia, se que ella es culpable muy mucho de que esa fuerza lo mantenga y la proyecte hacia los demás, por su manera de cuidarlo y de planificarle el día a día de una forma optimista y llevadera.

A Juan Arrabal, la sencillez, la honradez, y la humildad al servicio de la sociedad, y sobre todo de la Hermandad. No hace mucho tiempo que le conocí, pero ha sido mas que suficiente, ¡Gracias Juan por tu noble y desinteresado apoyo.

Quiero expresar mi agradecimiento a José Francisco Cos Jiménez

Hermano Mayor de La Venerable Hermandad de Nuestra Señora La Virgen del Carmen y a toda su Junta de Gobierno, por el privilegio y la confianza que me otorgan al nombrarme pregonero de su primer “Pregón Marinero”.

A D. Aurelio, titular de este incomparable  marco como es Nuestra Señora de la “O”, por permitirme hacer uso de la palabra, desde esta parcela tan especial, y de la que el tanto disfruta.

A todos los amigos que se han desplazado desde El Puerto de Sta. Maria, y otras localidades de la provincia, a los que vienen para apoyarme desde Granada a los que se han desplazado desde Madrid, a mi familia, al equipo de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Rota, del que es su titular: D. Francisco José Martín-Bejarano Verano, por la buena disposición mostrada ante la solicitud cursada para que algunas y algunos ancianos de la residencia, pudiesen haber estado esta noche entre nosotros, acompañados por el personal de la misma, pero debido a un imprevisto totalmente ajeno a ese departamento de Bienestar Social, esto no se ha podido realizar, por lo que ni siquiera mi madre que en estos momentos se encuentra ingresada en el Hospital de El puerto de Sta. Maria. puede estar presente, esperemos buenas noticias; bueno pues a todos los presentes, incluidos los medios de comunicación. ¡muchas gracias!.

EL ACOMPAÑAMIENTO MUSICAL

En este capitulo de agradecimientos, no podemos ni debemos obviar a personas tan entrañables e imprescindibles esta noche en mi pregón, como son mis acompañantes musicales;  se encuentra entre nosotros, Sonia, Acosta, ¿quién no conoce a esta estupenda concertista de piano?, residente desde hace bastantes años en Rota, con ella este pregón adquiere aun mas categoría si cabe, acepto graciablemente acompañarme en un par de temas, y yo estoy como un niño con zapatitos nuevos. también cuento esta noche con una persona noble, humilde, y sencilla, que poco a poco se esta convirtiendo en algo vital para mis pregones por el acompañamiento de su guitarra, una guitarra que me hace viajar a los sentimientos mas arraigados y profundos de mi tierra, que es Andalucía; el es Francisco Javier Segura Reina, de El Puerto de Santa Maria,  y por ultimo pero no menos importantes, a los que yo llamo “mis niños”, porque hay entre ellos y yo, un gran vinculo de años, de historia, de afecto y de amistad, la prueba esta en que ni se lo pensaron cuando les pedí su colaboración; y en su haber ya hay varios discos en el mercado; ellos son el grupo “Albariza” de El Puerto de Santa Maria.

¿Seria mucho pediros un cariñoso aplauso para los cinco?

PRESENTACION

Ser pregonero de las “Fiestas del Carmen de la Villa de Rota”, ya de por si colmaría la ilusión de cualquier erudito de la prosa y los versos, imaginaos a este humilde y modesto vasallo de Dios y de su Madre Maria Santísima, como estará, aquí, en este atril, a pie del Altar Mayor de esta preciosa y entrañable Parroquia de Nuestra Señora de la “O”?.

Os estaréis preguntando mas de uno ¿quién es este?, ¿de donde viene?, ¿y porque va a darnos el “Primer Pregón Marinero” de nuestra tierra?, es lógico y correcto que os lo preguntéis. Hace cuarenta y cuatro años que salí de Rota, y aunque no soy de aquí, verdad es que estuve viviendo un tiempo en esta preciosa villa; de hecho mi madre lleva viviendo en Rota mas de cincuenta años, actualmente se encuentra en la residencia de ancianos municipal y seguramente se encontrara hoy sorprendida por saber que su hijo va a ser el pregonero vuestro.

Yo no pierdo de vista a Rota, resido actualmente con mi esposa y mis hijos en El Puerto de Sta. Maria, y estoy yendo viniendo constantemente.

Como decía antes, fue un tiempo inolvidable, el que pase en Rota, por la edad, era un adolescente cargado de sueños, de grandes amigos y dentro de lo que hoy se recuerda como la época dorada de la música de este siglo. A esto hay que añadirle el clima y el buen trato de todo lo que me rodeaba, y ¡si! fue un tiempo inolvidable.

No soy hombre de leyes, ni político, ni intelectual, no poseo carrera alguna, ni soy comerciante, ni industrial, ni marinero; soy un, un simple trabajador, que dedica su tiempo de ocio a trabajar mas si cabe. Como ya sabéis, me dedico a la pintura, a la escultura y últimamente a la poesía; ¡ah! se me olvidaba, también trabajo en casa, hago la comida, si los niños son pequeños, y uno que esta acostumbrado después de tantos años a levantarse temprano, pues ¡hala! a prepararles el desayuno, llevarlos al colegio, recogerlos, llevarlos por la tarde al fútbol o a baloncesto, después a la catequesis, porque hay que procurar que al menos en estos tiempos difíciles, tengan una base espiritual que les sirva de coraza contra la falta de principios y de fe que hoy nos inunda; aunque después la vida se encarga de mostrarles otros caminos. si tienes nietos, pues esos te tocan también, y no os cuento si eres un manitas, esas te caen todas, y cuando ya el cuerpo quiere descanso, si te sobra algo de tiempo, lo utilizas para vivir satisfacciones como la de, escribir y pregonar lo que escribes; hoy soy vuestro pregonero, soy un sencillo trabajador pero no soy marinero, y por eso os pido humildemente perdón.

Me gustaría que me permitierais deciros mis orígenes de una forma especial, mas que nada por la nostalgia que tengo hacia mi tierra, que a buen seguro se sentirá orgullosa de saber que un hijo suyo esta noche, esta piropeando a La Virgen del Carmen, “Patrona de los Marineros” en esta Bendita Rota que siempre ha llevado en su corazón.

YO SOY DE TIERRA DENTRO

Soy de las tierras altas del sur,

rodeado de monte alto y brotando como la luz,

en cuna de verdes cumbres coronadas de armiño blanco

nací una mañana azul

Perfumaron mi crecimiento

el manto de la loma en flor,

un fresco aroma de pinos

el azahar y el romero,

la alhucema de mi hogar,

y esos cármenes rebosando lirios.

Sacie a pie de las fuentes

la sed de mi juventud,

entre barrancas y cañadas

moreras y cañaduz

bebía cristal entre sauces

forjándome un sueño andaluz.

Al pairo de mi soledad

viaje en la culta palabra

y huyendo de sombras largas

busque refugio en mi alma

donde dicen que Cristo se graba

cuando uno ha perdido el alba.

He saboreado los frutos

de una tierra bien abonada,

¡bendita sea esa tierra!,

¡benditos los cuerpos de cobre

que han sembrado su razón

con las espaldas dobladas.

Yo soy de tierra dentro,

donde el poeta y la zambra

la historia y el ruiseñor,

sobre una mesa de forja

comparten la inspiración

de la ciudad de la Alhambra.

¡Yo soy de Granada!.

EL ORIGEN DE LA FESTIVIDAD

El Reverendo Padre Bartolomé F. Maria Urbieta, Ilustre Teólogo y Carmelita Descalzo, escribió en el año 1942, un delicioso librito que titulo: “La Fiesta de La Virgen del Carmen”. se trataba de editar la misa y el Oficio Divino con un sabroso comentario espiritual que decía: “Conmemoración Solemne de La Virgen del Carmen”, “Fiestas de los Beneficios de Maria hacia el Carmelo”, y Fiesta de la Consolación del Carmelo a Maria.

Durante todo el año conservamos un entrañable recuerdo de gratitud por todos los beneficios que hemos recibido de María, pero el 16 de julio, expresamente ese día, le rendimos homenaje solemne de agradecimiento; ¿y porque ese día?, pues porque es el día donde nuestra alma se encuentra saturada de tanta belleza. aquí nos entregamos, le cantamos sus alabanzas, oramos, suplicamos, bendecimos su nombre, y sobre todo, pedimos; ¿por qué?, ¿por qué pedimos?, ¿qué rasgo de espiritualidad tan profundo hace, que en un día condensemos toda nuestra educación cristiana hacia nuestra Señora la Virgen del Carmen?. no cabe duda que recibimos de una manera o de otra, beneficios espirituales, y lo agradecemos de esta forma. pero claro todo esto no es suficiente, el 16 de julio también le decimos todas esas cosas bonitas que nuestro conocimiento le trasmite a nuestro corazón, y este a su vez henchido por el generoso placer, se las cede a nuestros labios para que las interpreten en poesías, canciones y piropos; y esos piropos, son los piropos del alma que suenan así:

Flor del Carmelo del Jardín del Edén, Viña Florida para el néctar de mi sed, Jardinera del Amor de un Santo Vergel, Estrella de los Mares y Guía Marinera, Esperanza Nuestra Reina y Señora, Lucero del Alba y Luna de Plata, Pórtico de la Gloria, y Sol de cada Día, Virgen Fecunda y Regazo de los Sueños, Nube de Ternura, Lluvia Celestial, Refugio de Pescadores y Ensenada Redentora, y así, más,  y muchos más; es inacabable el piropo de un alma marinera para La Reina del Mar.  Nuestra Virgen aglutina tal cantidad de belleza, que los colores naturales de la vida palidecen en su entorno, jamás “Dios”  se había manifestado al mundo como lo ha hecho en su Madre Serenísima; los atributos en ella otorgados se reflejan admirablemente en su Santidad y su Misericordia.

Hermanas, hermanos, amigos todos, ante tanta grandeza toda puramente Divina, nada puede impedir que nosotros alabemos a Dios, por todas las cosas grandes que ha hecho en María, es por lo que todos debemos llamarla con todas nuestras fuerzas: ¡Bien Aventurada seas Virgen del Carmen!.

RECONOCIMIENTOS A MANOLO MONTES

Ya inmersos en la historia, dejad que mi voz de curso a un vivo testimonio de la grandeza que germina en esta tierra. mi voz, a la que a veces me cuesta controlar y dominar en su raíz mas emocional, mas aun, cuando esta expresando e interpretando al sentimiento mas puro de reconocimiento y admiración. mi voz hoy, se va a convertir en un vehículo para que viajen en el, los sentimientos y sus verdades con nombre propio, el de una persona entrañable donde las haya, sentimientos?, todos los que pueda exteriorizar el ser humano en forma positiva. ¿verdades?, no podría llenar todos los folios de este pregón, así que haré un rápido esbozo, una pequeña pincelada de ciertas aptitudes de la persona en cuestión.

Una persona que por razones de familia  y de profesión, tuvo que vincular su vida a la ciudad de El Puerto de Sta. María; allí en la población hermana, en su responsabilidad de Patrón Mayor de la Cofradía de Pescadores, ha gestionado una labor encomiable llena de eficacia y honradez para orgullo de la gran familia marinera que le añora día a día en su retiro. Me consta, que es tanto lo que se le recuerda y agradece, que cuando este hombre se desplaza de vez en cuando en los ahora viajes de recreo junto a su esposa Antonia, no importa que ciudad o provincia de toda la geografía española, es atendido por autoridades y amistades de la mar, como si aun estuviese en activo; y eso solo quiere decir, que ha sembrado vientos de gratitud y bonanza allá por donde ha ido, y que ahora recoge el fruto de tanta generosidad y afecto invertido.

¡Homenajes?, pues ¡si! alguno que otro, pero no los suficientes para los meritos contraídos a lo largo y ancho de su trayectoria como hombre de la mar.

¡Y digo yo!, ¿a que esperamos para que esta persona que ha dado tanto sin esperar nada a cambio, pueda mirarse en el espejo de su fe y sentirse  en vida orgulloso de si mismo por el deber cumplido?, ¿por qué esa costumbre de recurrir al final del camino para reconocer los servicios prestados, cuando ya el brillo de la mirada no se refleja, y el único compañero de viaje es la interrogante de si mereció la pena o no?.

¡Roteños! Manuel Montes y Quirós, “el andica”, motorista, armador, Patrón Mayor, y Hermano mayor que fue de vuestra hermandad, ¡roteño de pura cepa!, hoy se encuentra entre nosotros, orgulloso de ser el ideólogo de este evento, proponiendo en su propia tierra aquello que siempre supo hacer, dar, regalar, ofrecernos una vez mas su generosa aportación, la gestación del “Primer Pregón Marinero” que ya tenia en mente desde hace años para su siempre Virgen del Carmen, para su Hermandad, para su tierra. ¡roteños! vosotros no vais a fallar, porque se que a este gran hombre generoso, sencillo y lleno de bondad, le vais a decir desde ya: ¡gracias manolo!, porque es la hora de los reconocimientos, de otorgarlos, y de nombrar sus virtudes para que queden enmarcadas en el libro de oro de esta ciudad como referencia del mas claro ejemplo de humanidad; por lo pronto, hasta que ese momento llegue, nosotros vamos a dar un pasito hacia delante ofreciéndole este cariñoso y caluroso aplauso.

AL PATRON, AL HERMANO, AL AMIGO

¡Roteños de fe y del Carmelo!,

¡mujeres y hombres de angustias contenidas!,

¡pensamientos dibujados entre amores ribereños!,

¡vosotros que sabéis de las sombras vencidas!,

que tenéis la divinidad en vuestro credo,

¡si! ¡vosotros! dueños de la luz y la alegría.

¡Abrir de par en par los ventanales!,

¡quitad la oscuridad del alfeizar!

que con sonrisa de nácar y corales

esta pintando un alba de espuma y sal

para vaciarle en su interior los mil pesares

este patrón, que nunca olvido su mar.

Hoy son las hojas de su otoño marinero

adalid de los recuerdos de mi mente,

hoy su clase y su estilo marinero

es aroma en la bahía y sus gentes,

hoy mi orgullo de poeta tierra dentro,

con su mar y con su vida crece y crece.

¡Andica! que no te importe que tu mar ya sea quimera,

ni que vibre algún motor entre tus sueños,

que no te importe si tu cuna fue madera,

o fueron redes las que acunaron tu cuerpo,

lo que importa es el mástil con bandera,

que ha clavado tu honradez en cada puerto.

Manolo Montes y Quirós, por tus nobles y generosas primaveras

por ser el añorado Patrón Mayor de la gran familia marinera,

por ser nuestro mejor embajador en mil sitios y mil banderas,

aquí en el santuario del amor ante la Madre Serena,

¡aquí! donde el sol y tus gentes cultivan tu grandeza,

hoy, yo invoco ”Al Hacedor” respirando los aires de esta tierra,

para que os de la bendición, ¡a ti¡, a los tuyos!, ¡y a tu gloria verdadera!.

LA NATURALEZA DE LA HERMANDAD

No es norma ni habito en mi hacer historia en los pregones recurriendo a datos bibliográficos, o para hacer citas de grandes pensadores o historiadores, mas que nada, porque por regla general, los pregoneros que me han precedido ya lo han contemplado y manifestado en su pregón; yo me limito a plasmar el día a día de todo lo que acontece en el entorno del tema a tratar, y hablo de lo sustancial, de lo que afecta directamente al protagonismo, bien sea en imágenes, personas, instituciones, hermandades, asociaciones o cualquier otro tipo de celebración social.

Hoy voy a comentar algo de la historia de esta Venerable Hermandad, y lo hago por motivos que no se pueden obviar, primero, porque es su primer pregón. Segundo, porque muchos de los que os encontráis esta noche aquí, seguramente ignoráis datos de interés que hasta ahora se conocían a través de documentos escritos. Tercero, porque esta Venerable Hermandad, se encuentra en un proceso de restauración y renovación proyectando un loable y esperanzador futuro; y por ultimo, para que Rota, los roteños, los residentes foráneos, mas aquellas personas que visitan bien sea turísticamente, o buscando el divertimento y la cultura de la villa, tengan puntual conocimiento de lo que es y representa una Hermandad de Gloria con la talla y categoría que tiene esta vuestra Hermandad, que arropa a una de las mas bellas e interesantes imágenes del santoral mariano de Rota, como es La Virgen del Carmen.

Permitidme haceros una pequeña lectura o resumen del comienzo y de la naturaleza de esta Hermandad, una Hermandad que dio sus primeros pasos allá por el siglo XVIII, por iniciativa de un grupo de marineros que adquieren una bonita imagen de las llamadas de candelero de la Virgen del Carmen; a este grupo se le suman  antiguos hermanos de la desaparecida Hermandad de “Las Animas Benditas”, y que están totalmente dispuestos a levantar la Hermandad del Carmen. La citada imagen fue bendecida por el entonces Beneficiado Mayor de la Parroquia de la Expectación D. Bartolomé Bejarano, se entronizo, y de esta manera comenzó a rendírsele culto en la capilla de San Roque.

Posteriormente, a La Virgen se le organizo la Hermandad que aunque se ignora si la procesionaba, si es verdad que el domingo mas cercano al 16 de julio, se le ofrecía una novena, y una misa solemne; para esta festividad se asociaba el Ayuntamiento, que en la actual plaza de San Roque, organizaba algunas veladas para el divertimento de chicos y mayores.

Fue en el año 1878 cuando esta imagen de La Virgen del Carmen, es trasladada a esta hermosa Parroquia de Nuestra Señora de la “O”, ocupando la actual capilla que entonces tutelaba la imagen crucificada del Santísimo Cristo de la Capilla y que hoy se encuentra presidiendo este hermoso altar mayor.

Finalizando el siglo pasado y comenzando el actual, la Hermandad del Carmen aglutino gran cantidad de hermanos de ambos sexos, y es que el fervor popular y la devoción que se le manifestaba a la Señora del Mar era muy grande, pero lo que son las paradojas de la vida, de tal magnitud de hermanas y hermanos,…….. a desaparecer en pocos años; ¿motivos?, ¡causas?, se ignoran, eran otros tiempos.

Pasan más de treinta años hasta que de nuevo otro grupo de personas dirigidos y auspiciados por el Párroco D. Cristóbal Escribano Oliva, reorganizan la Hermandad. el Arzobispo de Sevilla de cuya diócesis dependía la hermandad, aprueba los estatutos, y comienza la nueva andadura con renovada ilusión y esperanza. un grupo de personas que no cejaron en su intento por demostrar que su trozo de mar, necesitaba celosamente a su Reina, que Rota no podía vivir de espaldas al sentimiento del marinero roteño, y ahí germina la voluntad, el tesón y la pelea día a día; porque no ha sido nada fácil, porque no había medios, porque tenían que hacer verdaderos malabarismos para reunir unas pesetas de las de entonces. Se rifaban maquinas de coser, bicicletas, se pedía dinero con una bolsa de La Virgen del Carmen por la playa, etc…etc…Si no, ¿cómo se pagaba la restauración de la imagen?, ¿como se hacían con un paso acorde con la categoría de la idea, que costo setecientas mil pesetas, que se construyo en Sevilla por uno de los mas afamados constructores de siempre, D. Manuel Bejarano. Imaginaros esa cantidad a mediados de los cincuenta?. hubo mucho gasto, mas de uno de estos intrépidos promotores de la idea, tuvo que aportar de su peculio personal, alguna que otra peseta; eran bastantes los pequeños detalles que se necesitaban para dar forma a esta Hermandad. Organizaron lo que antes se denominaba, “La Festolina” en el muelle, que consistía en montar una especie de paraguas  con guirnaldas de colores, y mostradores de bebidas, aderezado todo esto con la música,  las celebraciones, los cultos anuales y la procesión marítima por la ensenada del muelle que generaba expectación y gran fervor religioso; todo ello motivado por la estampa de gran colorido y belleza que formaban: la Imagen de La Virgen, la participación de marineros y pescadores con sus pequeñas embarcaciones, el gentío apiñado en el muelle y en todo el recorrido procesional; tanto este grupo de personas como el que surgió allá por el año 1994, fueron los que prácticamente consiguieron poner la proa del barco de la Hermandad, por el mar de la vida hacia el puerto de la estabilidad y por aguas no siempre de bonanza y tranquilas.

Hoy gracias a Dios y por supuesto a este grupo de personas, somos todos testigos de la realidad de esta noche, muy vinculadas a través de las distintas etapas de la historia a  la Hermandad, por nombrar pues: a D. Ignacio Liaños Pino, que fue el primer Hermano Mayor de este grupo, Manuel Villalba, Fernando “el mindundi” Regla (la camarera) Antonio Liaños Bernal, Manuel Montes, Ramón Cos (cariñosamente llamado “el sordeta”) su hijo José Francisco, que ya desde muy joven lo involucran en responsabilidades de Hermandad, Antonio Muñoz, “valiente”, Cándido Fernández, Rosa Sánchez, (rosita) Juan Arrabal, Juan Pruaño Sánchez. y seguro que alguien se me ha quedado sin nombrar, pero que sepa que este pequeño reconocimiento, le afecta directamente a el, y lo mejor que podemos hacer desde aquí con el sentimiento mas grande y humano que pueda exteriorizar un corazón, es ofrecerles un homenaje en forma de aplauso a los que están y a los que por desgracia nos dejaron pero que siguen vivos en el recuerdo de todos los que les conocieron

LA HERMANDAD EN PRESENTE

¡Bien!, ya tenemos a la Hermandad, y a su nueva Junta de Gobierno en su puesta de largo, hoy la nueva Junta de Gobierno compuesta por:  José Francisco Cos Jiménez, Hermano Mayor, Teniente Mayor: Manuel Pruaño Curtido, Secretario. Daniel Alcedo Gutiérrez, Tesorera: Rosa Mª Sánchez Caballero, Mayordomo: Juan Pruaño Sánchez, Vocal: Juan Arrabal Fuentes, Capataz: José Bedoya Serpa, Camarera: Regla Sánchez Rodríguez, Camarera: Rosa Sánchez Caballero, Vocal: Rosa Sánchez Lainez, esta es la composición de la actual Junta de Gobierno de la Hermandad, que a buen seguro, va a escribir en el libro de oro de la propia Hermandad, una pagina para su propia historia, en ella quedara reflejado su primer pregón, y su difusión a nivel popular, imprimiéndole un carácter mas acorde con las pretensiones de su filosofía de acercamiento al pueblo. Una Hermandad de mimbres nuevos, donde se calibra el compromiso de un Hermano Mayor joven, que se ha implicado en una tarea nada fácil, pero que a buen seguro la va a llevar a cabo, porque se le nota el talante y el sentimiento, porque ya es un verdadero veterano a pesar de su edad; ni que decir tiene que estará avalado por el resto de miembros de la Junta de Gobierno y de los propios hermanos, que no me cabe duda, irán con el como se suele decir, a partir un piñón; así que yo os rogaría, que para esta nueva Junta de Gobierno que comienza su andadura y responsabilidad dentro de su primer acto oficial, le deseáramos el mayor de los éxitos con un fuerte aplauso.

Hay una serie de personas que a través de los años, siempre han estado ahí; personas que se merecen el mismo trato y consideración que el resto de los ya nombrados; me refiero a: José “el chato,” Paco pelotas, “el muito”, “Corbeto”. los distintos Párrocos y Directores Espirituales de la Hermandad: D.  Cristóbal Escribano, D. Antonio Mejías, don siro. D. Juan Luengo, el padre Eugenio, el vitalista padre Eugenio que tan buen sabor humano y espiritual ha dejado en esta Villa de Rota. Llegamos al día de hoy donde compartimos placer y Hermandad con el estrenado Padre Espiritual y Párroco de esta Parroquia, el Reverendo Padre D. Aurelio Rodríguez Mancebo, que va vivir in situ, este su “Primer Pregón Marinero”, y al que le deseamos los mejores deseos de estancia entre todos los que formáis parte de esta Parroquia, donde se ubica la propia Hermandad; así que vamos a demostrarlo con un cariñoso aplauso.

Ya para finalizar este capitulo y sabiendo que estáis con las manos calientitas, pues aprovechemos para reconocer los meritos de alguien que ha sido desde hace años, un importante bastión en todo lo concerniente a la Hermandad, donde ha demostrado una enorme actitud de solidaridad, competencia y graciabilidad, para colaborar cuando se le ha necesitado; creo que todos estaremos de acuerdo en nombrar a D. Felipe Benítez Ruiz Mateos, un fuerte aplauso para el.

LLEGO LA HORA

El viento entra en levante ahora fuerte, ahora en calma,

y embriagado por aromas de lagares y mar salada,

en la bocana del puerto envolviendo a los pesqueros,

como un lienzo verde, allí mismo descansa.

Mientras, en el trapecio del cielo, como ola que el aire clama,

se esta meciendo un cantar vestido de plumas blancas,

el que nos trae la carta de la marea baja, de la marea alta,

rompiendo con los silencios de las angustias calladas.

Ya llega nuestro velero, el que aleja las añoranzas,

el que fondea las cimas de la mar  y de su gracia,

que hoy en feliz regreso cargado de vida en plata,

resuma de sus entrañas las verdes aguas lejanas.

¡Ya llega!, y lo hace a  tiempo para la fiel llamada,

el quiere ver salir a la Señora de la tristeza y de la calma,

y si es posible rozar con sus manos el trono de esperanza,

y ser testigo de cómo su pueblo la aclama.

El Templo de la “O”, ya se ha vestido de gala,

un murmullo de inquietud recorre toda la plaza,

esta a punto de salir  Maria “La Madre Amada”,

y Rota entera quiere recibirla con besos, vivas, y palmas,

mientras se afinan trompetas, saxos y flautas,

y las capillas del Hogar de Maria son iluminadas,

¡ay! el Párroco Salesiano, mirando hacia arriba dando las gracias,

el es Padre Espiritual de la Hermandad de su casa,

y el posadero del amor, que abre el portón en la hora deseada,

para regocijo de la inquietud en la tarde derramada.

Como un alarido dulce de viento que ese momento rasgara,

suena el cornetín en el umbral de la puerta santa,

la Virgen del Carmelo sale pulcramente ataviada,

y con paso costalero saluda a la pasión que la espera admirada.

Y ahí se detiene el tiempo, ahí la vida se para,

ahí se postra la razón, y hasta las miradas mas altas,

ahí rinde sus almenas el guardián de las altas murallas,

que celoso otea los horizontes desde su vieja atalaya,

¡si! ahí se postra ante la Señora, la historia del Duque de Nájera,

porque La Patrona quiere que Rota le diga a la cara,

que no solo la quiere esa tarde, también de noche y por la mañana.

porque Ella nunca abandono su mar , ni se fue jamás de su casa,

porque Ella quiso estar siempre en las penas reclamada,

y ser el consuelo, y ser guía y ser luz, cuando uno ha perdido el alba,

¡Rota! ¡roteños!, ¡marineros!, ¡esta es Vuestra Virgen del Carmen!

¿es que no le vais a decir nada?.

LA PROCESIÓN

Arrebolada la tarde, por el dorado sol de poniente,

salpicada en movimiento por la orilla de su mar,

alevosa en su perfume y con la sonrisa decadente

se resiste a dar el relevo y marcharse en soledad.

¡No encendáis aun las tulipas! ¡dejad que el sol la ilumine!

que el astro sea reo y carcelero de la luz en su propia agonía,

que en  acto de fe y de pleitesía se rinda ante La Estrella Sublime

¡no encendáis aun las tulipas!, ¡y que alguien pinte esta fantasía!.

El ritmo acompasado adormece en los brocados de su manto,

que airoso luce filigranas del amor y del consuelo,

¿que destello le inspiraría al corazón que en su eterno canto.

dibujo los roleos mas hermosos que se han visto bajo el cielo?.

¡Benditas sean las manos que te han vestido en mis sueños!,

¡benditos! sean lo sueños que se han hecho costaleros,

¡bendita sea la gubia que tallo tu canastilla! , y ¡bendito su dueño!,

que sabiendo lo que hacia, aun puso mas empeño.

Ya solo quiero verte en el muelle, dándole vida a ese puerto

que suenen las salvas de gloria, para anunciar tu paseo,

que pongan en movimiento, falúas, botes y veleros,

para formar una alfombra de flores por el embarcadero.

Desde la “Trainera Esmeralda”, esperando en el muelle pesquero

hasta el “Águila del Andica”, pasando por el barco de Corbeto,

ellos un día la llevaron, la exhibieron, era la lucha de los anhelos,

cambiaban  miserias del mundo, por acompañar a su Virgen del Carmelo.

LA COPERATIVA

Se abre una nueva “Puerta de Gloria” y otra pagina para el recuerdo,

ahora es la cooperativa, la que tiene ese privilegio,

¡ahí se escapan suspiros! y se encarcelan los miedos,

son hombres de mucha historia, y saben guardar los secretos.

¡Mírala marinero!, ¡observa ese movimiento!,

las olas la están bailando, acariciando crines y deseos,

¡ahí va! orgullosa, materna, con su hijo apoyado en el pecho,

esperando que rompas tus dudas,  para salirle al encuentro.

¡Mírala tu roteña! ¡o tu mujer! de rompientes ajenos,

tu que has sido madre en tu siembra, o lo serás de algún ribereño,

o vosotras, que enterráis las penas viajando como este pregonero

al pairo de la alegría, y con el alma de tierra dentro.

Antes que se ponga el sol, miradla por la escollera,

asomaros al espigón, que la luna impaciente espera

porque quiere pintarla de plata y azul, como musa de algún poeta.

¡ay la luna! ¡ay la luna! asomándose en su mirada, para unirse a la fiesta

¿es que nadie quiere ese cuadro, para colgarlo en su cabecera?.

LA OFRENDA EN EL MONUMENTO

¡Silencio! ¡Quietud!, ¡Respeto! es la pagina de los muertos,

un calendario de sombras, con hojas viajeras del tiempo,

que han encontrado puerto en las arenas azules del cielo,

Que el viento se calme esta tarde, que no sople en este puerto,

que se asome la suave brisa, porque ella si sabe lo que queremos,

queremos la paz y el consuelo, ¡No el dolor clavado en el pecho!,

Queremos ser los primeros, en acudir al encuentro,

llegar hasta el espigón, y mostrar  nuestro respeto y silencio,

porque justo ahí, La Reina del Mar  detiene el cortejo,

para ofrecer en recuerdo, a la efigie del monumento,

una corona de flores, por los hijos que no volvieron.

Que los pétalos de las rosas, gladiolos y crisantemos

naveguen hasta las almas que el padre acogió en su seno,

y que hoy en durmientes jardines, de cimas y caladeros,

descansan su faenar, hasta que Dios disponga el regreso,

aplaudamos todos con amor, el silencio, para aquellos  marineros.

EL PASEO Y EL REGRESO

¡Suenan las sirenas por toda la bahía!,

hay barquitos de vela, y mas de una motora,

también los hay con remos esforzados en la porfía,

todos vestidos de gala, con guirnaldas y banderolas,

¡que hermoso cortejo en el mar, el que forma la comitiva!,

¡como acompañan a María!, La Virgen que nunca esta sola,

Vienen ya de regreso hacia el muelle, dejando atrás La Costilla,

para hacer puntual entrada, en este pueblo que añora,

pero antes hay un compromiso, tienen que hacer la visita,

a la playa del Rompidillo, esta si que esta de moda,

una playa versátil, un lujo de noche y día.

Que ve como se marcha entre suspiros la tarde vencida,

y queda a la espera del neón y las largas sombras

ellas traerán en su piel, la sutileza de las caricias

para que reposen su ciencia hasta que llegue la aurora

Una playa de arenas blancas, coqueta y soñadora,

refugio de la inquietud que la juventud siempre pedía,

no es extraño que se acerque La Madre en su Paseo de Gloria,

porque aquí todo hierve, cuando ven aparecer a María,

Y a mi me han contado las olas, ¡quizás muertas de envida!

que aquí se adormece el tiempo, pero aquí nadie abandona,

que cuando se acerca La Virgen, y se esparce su aroma en la orilla

se funden culturas y sentimientos, y hasta América llora.

LA VIRGEN CON SU PUEBLO

¡Ya viene! ¡Ya llega! grita la chiquillería, impaciente en su inocente brega

y alertando a las sombras redimidas que están apostadas en el arco de regla.

¡Ya viene!, ¡Ya se ve la comitiva!,

atrás quedaron Gravina y Fermín Salvochea, ya asoman guiones y horquillas

ansiosos por recibir en la caridad la ofrenda, delante de su entrañable y hermosa capilla.

¡Ay La Salud y Los Dolores! ¡Vírgenes para la dicha!,

entregadas en su ritual de honores para la titular del Carmelo, llamada María

un jardín de plegarias y de flores  eso es hoy la Plaza de Andalucía.

Una eclosión de colores, un pulso a la luz del día,

para que ciegue al dolor, a las penurias, y a las miserias vividas,

esta es la tarde de los corazones, gozando en el umbral de la vida.

Rozada de orilla a orilla, mecida a ritmo de paso lento,

premiada con las melodías, de la maravillosa banda del pueblo,

que quiere hacer bailar a su Diva, bajo este manto con aires sureños.

Veinte son los costaleros, bajo la trabajadera soñada,

veinte corazones roteños clavando riñones con el brillo en la mirada,

dispuestos a llevar a “La Del Carmelo” si es preciso, hasta las puertas del alba.

¡Pasito a pasito Miguel! ¡A la derecha!,

un capataz en la proa, y en la popa hay contraguía

¡Eso es chipi! ¡Que aquí esta tu estrella!,

¡Demuéstrale como es tu porfía!,

¡Atentos a la levantad! ¡Al Cielo con  Ella!,

¡Al Cielo con Ella!, porque será vuestra guía,

y os premiara llenando vuestro orgullo de grandeza,

¡Al Cielo con Ella! no caigáis en vuestra propia agonía

aunque en la levanta , rompáis la trabajadera.

¡No malgastéis el esfuerzo!,

dudando del amor de María,

dejad las dudas en el desconsuelo

y las penas, ahogarlas en la alegría,

clavad bien los pies en el suelo,

y bañaros en el sudor de la dicha,

porque sois los mas grandes costaleros,

levantando a su Virgen,  en toda la bahía.

¡Párala ahí capataz! ¡Parámela!,

porque quiero pedirle perdón por esta forma mía de expresar,

lo que siente mi corazón, pero es que no lo puedo evitar,

cuando la miro a la cara y veo su expresión, se me desnuda el alma en el hablar.

¡Mírala! ¡Ya esta aquí!, es el bajel de mis sueños,

la voz de mi melancolía, mi Señora, mi Virgen del Carmelo,

¡Ay! ¡Déjame que te diga cosillas, cosillas de algún que otro marinero,

que siempre duerme en otoño cuando su barca va a la deriva.

¡Madre! dueña de mi fe y de mi otro mar, si eres tu su verdad,

márcale un rumbo de paz a este corazón roteño que hoy te mira,

el es un sueño abatido en la escollera del alma,  si eres tu su verdad

no lo dejes caer en la tentación de navegar por su propia orilla

con la brújula de la aurora perdida y esperando naufragar en soledad.

Que sus ojos se abran como ventanas por donde asome el alba,

que sea posada su hogar, para que en ella descanse tu bondad infinita,

y su sonrisa un cantar, coronando las crines en la resaca de su playa,

¡Madre! si eres tu su verdad, llena sus redes de cosecha bendita,

y que entre el flujo de tu Estela Sacra hasta el corazón de su casa.

¿Verdad Madre del Carmelo, que estoy en lo cierto si digo,

que has creado una cadena de pasión para el marinero roteño?,

¿que su horizonte esta marcado por el amor de su pueblo

y el que te profesa a ti, y que los dos son infinitos?,

¿Verdad Madre del Carmelo que eres insignia y bandera,

combustible y timón de toneladas de hierro, que entre la bruma navegan

buscando lunas y luceros, tocando puerto tras puerto?.

¿Verdad Madre del Carmelo que eres eterna medalla en el cuello

y al atardecer invocación en los labios, pidiéndote los regresos?,

¿Que eres cabezal de alcobas, en noche de sueños y plegaria amaneciendo?

¿ay Madre del Carmelo! tu nombre de boca en boca sabe a rosas y huele a incienso,

Carmen, Carmela, Carmen, la del niñito quieto,

¿qué Divina y profunda melodía lo estará adormeciendo en tu seno?,

Tu Hijo Madre del Carmelo, es Hijo Tuyo, pero Padre Nuestro,

el mejor Marinero Celeste y Blanco del infinito al lucero,

un lujo de Patrón para llevarlo en el pecho.

¿Qué te parece marinero, como es tu Virgen del Carmen a la que dedico mis versos?,

¡yo ya me siento en paz con ella! ¿y tu? ¿serás capaz de acariciarle su velo?,

¡cántale una salve marinero! y ante tu Virgen, ¡déjate de cuentos!.

ES TU TURNO MARINERO

¿Dile marinero a tu Virgen del Carmen, porque la llamas Señora?,

¿porque te sientes eterno enfermo de su hermosura?,

¿por qué quisieras pintarla como una flor en la nueva flora,

en los fríos inviernos, y en las noches de penumbra,

con el mágico pincel del viejo artista que siempre añora.

Dile marinero a la Estrella del Mar, que rumbo lleva tu aurora,

en que clima de soledad y vacío amanece tu cordura,

cuando tu vida habita constantemente en la ribera de la hora,

sin norte, sin día, entregada densamente a cualquier razón oscura,

ignorando que se puede navegar buscando la paz sin sombras.

Pregúntale  marinero por los cimientos de su Divina Obra,

si aguantaran la espantada y huida hacia la locura,

de tantos incrédulos enfrentados al embate de las olas,

buscando un refugio para que sus almas se encuentren seguras,

cuando saben bien, que tienen al alcance la Dársena de La Señora.

¡Ay marinero!, que salías, que llegabas, que cantabas marinero,

que habitabas bajo un palio azul donde colgabas tu alianza,

que entregabas sin reservas la ilusión a los designios del sueño,

¿por que rechazas marinero la verdad que hoy te alcanza,

olvidándote del mar y del fruto de tu fe que es razón de tu sustento?

¿Estas seguro marinero del otoño de tu vida, y de tu casa?,

¿que las lunas marineras han vaciado sus mareas marinero,

olvidando en su retiro, la vieja quilla de tu barca?

¿por qué has dejado la razón varada al final del caladero?,

¿estas seguro marinero que no es culpa de la apatía que te embarga?

¡Que responda la alborada! ¡Que responda y de la cara!,

¡Que responda ante tu Virgen ahora que tienes mas cerca el cielo,

y que no justifique su lenta agonía, escondiéndose en tu rabia,

¡No abandones marinero! ¡Piensa en tu Virgen Santa!,

y piensa en el puente de plata que te ofrece este humilde pregonero.

LA  SEVILLANA DEL MARINERO

¡Marinero!                                                                              ¡Marinero!

al hacerte marinero                                                     cuando estés en la alborada

has escogido un camino                                             no le des nunca la espalda,

con billete sin destino.                                                y píntala para mi.

Con billete sin destino,                                              Y píntala para mi,

has escogido un camino,                                            yo no tengo marinero,

pero tu fe marinero,                                                    la suerte que tienes tu,

te ha puesto por compañera                                     despertar en la mañana,

a La Madre Del Divino.                                              envuelto en un lienzo azul

A La Madre Del Divino,                                            Envuelto en un lienzo azul

que en las noches de silencio,                                   y yo poeta marinero,

besa a la brisa y la calma                                           no dejo de repetir,

porque esa mujer que espera,                                  que la luz de esa alborada,

lanza al viento su plegaria.                                       se ha creado para ti.

(estribillo)                                                                               (estribillo)

¡Con que alegría!, ¡con que alegría,                           ¡Con que alegría!, ¡con que….

te saludan los tuyos                                                  te saludan los tuyos,

cuando entra tu barco                                               cuando entra tu barco

por la bahía.                                                               por la bahía.

¡Marinero!                                                                    ¡Marinero!

al hacerte marinero,                                                 entre el cristal y la luna,

has grabado en esta tierra,                                      mi canción besa la espuma,

una historia que contar;                                           y te saluda al pasar,

Una historia que contar,                                            Y te saluda al pasar,

llena de susurros blancos,                                      con vuelo de gaviotas

de dolor que viene y va,                                          voy cantando tu faenar,

por que se pierden los sueños                                 y hasta La Virgen del Carmen

en un pozo sin final.                                                 me acompaña en el cantar,

En un pozo sin final,                                                  Me acompaña en el cantar,

ten cuidado marinero,                                              ya no hay miedo marinero

porque tendrás que contar,                                     tus redes puedes chorrar,

a tus hijos esa historia,                                             pon la proa marinero,

cundo vuelvas de la mar.                                         en dirección al hogar.

¡Con que alegría! ¡con que alegría!,                            ¡Con que alegría!, ¡con que ……

REINA DEL MAR

¡Virgen del Carmen! “La Marinera”,

Sol de mañana de noche Estrella,

hoy vengo a ti buscando norte y luna llena,

quiero que seas Fulgor y Luz en mi Fe,

no quiero dolor, solo tu amor, solo tu amor,

¡Virgen del Carmen! “Dama y Señora”

eres Campana para mi aurora,

de ti aprendí que la verdad no tiene sombras,

mis labios tiemblan cuando te veo ante mi,

oliendo a azahar, oliendo a jazmín.

(estribillo)

Eres Presente Ideal de un marinero del sur,

eres el Pan y la Sal para este pueblo andaluz,

sin ti la vida sin ti, va a la deriva sin ti,

sin ti los sueños son solo sueños,

son solo sueños sin ti.

Virgen del Carmen “Madre Serena”,

Regazo Amado, Fuente de Piedra,

desnuda llevo mi alma a tu presencia,

cubre sus llagas de esencia, de primavera

con tu corazón, bañado de amor, bañado de amor,

Virgen del Carmen “Suprema Reina”,

en mi marisma La Salinera,

hoy mi cantar quiere dormir sobre tu arena,

mi voz al alba mi voz al anochecer,

te quiere decir, que muere por ti, que vive por ti,

(estribillo)

Si eres Patrona del Mar, no me despido de ti,

porque donde este Tu Altar, amarrare mi sentir,

cantando al viento feliz, mirar tu cara y vivir,

temblar de gozo con la plegaria de espuma blanca por ti,

izar las velas que pongan rumbo hacia ti,

que pongan rumbo, que pongan rumbo………. hacia ti.

¡He dicho!

Anuncios