José Manuel Pozas Murcia (Párroco de “Ntra. Sra. De la O”) José Manuel Pozas Murcia

MARÍA DEL CARMEN

El título de “Virgen del Carmen” es uno de los más antiguos, y a la vez de los más extendidos, en la iglesia. De siempre, mediante él, se nos presenta la figura de María, esencialmente, como medianera y como señal veneradísima de la bendición y protección de Dios. Las representaciones de la Virgen del Carmen, tanto pictórica como escultórica, expresan, mediante el movimiento, las actitudes y los gestos, esta función que siempre otorgó la iglesia a la Stma. Virgen: Mediadora, Socorro, Auxiliadora e Intercesora entre Dios y los hombres.

El retablo en el que veneramos a la Santísima Virgen del Carmen en nuestra parroquia de “la O” es, precisamente, expresión clara y significativa de tal mediación: la figura de la Virgen, con los atributos propios del Carmen, nos manifiesta su función mediadora entre nosotros y el Padre, a quien Ella nos vincula y que nos contempla y envía su bendición desde el extremo superior.

El patronazgo de la Virgen del Carmen, extensísimo, se hace presente en la geografía hispana en la gente del mar y en la Armada. En Hispanoamérica, la Virgen del Carmen es patrona de países, de entidades, de fuerzas armadas y de multitud de entidades.

Esta presencia mariana en la sensibilidad y en la religiosidad de tantas personas, de entidades y organismos, no puede ser extendida, sin más, como una devoción circunstancial, de un día o de una situación. Sensibilidades de este tipo no   se entienden, no tienen razón de ser, s no están referidas a valores y convicciones de peso que las convierten en referencias, es decir, en elementos que forman parte de nuestro ser.

Y porque sentimos a la Virgen del Carmen como algo nuestro, y porque María es referente para todos, vivamos intensa y gozosamente la festividad juntos a tantos como la invocan desde el mar y desde la tierra.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.